Domingo, 27 Septiembre 2020

    Entrevista a Roberto Megía, vocal de FEDEMAC y vicepresidente de Fedem

    Roberto Megía Roberto Megía Opinión

    Roberto Megía es el representante español en la Federación Europea de Empresas de Mudanzas (Fedemac), uno de cuyos miembros está buscando desde Europa que se normalice la entrada de mudanzas al continente, de forma que todos los países ofrezcan similares condiciones para permitir el ingreso de mercancías. Sin embargo, Megía considera que se podría hacer más para evitar el grave perjuicio que ocasionan a las empresas españolas la falta de esa uniformidad.

    Desde la Federación Española de Empresas de Mudanzas (Fedem), de la que es miembro de la Junta Directiva, se denuncia que el conflicto de las aduanas es uno de los escollos del sector. ¿Qué ocurre en Europa para que se dé este problema?


    Hemos detectado que hay países, como el Reino Unido, que están permitiendo que entren mudanzas por ese país, pero con destino España. Y eso no se puede hacer, ya que solo se permite que el país de entrada sea destino final. A una persona que trae su mudanza a España le dan entrada por Inglaterra y lo traen por carretera hasta aquí. De esa manera, España no se entera de que ha habido una entrada de mudanzas. Por ello, el Reino Unido lo que debería hacer es o avisar a España de que tiene un tránsito, es decir, que le entra una mudanza con ese destino o no permitir esa entrada. Y eso se está haciendo mal.


    ¿Por qué un cliente prefiere entrar por el Reino Unido que por España, de forma directa?


    Hemos detectado que muchos entran por el Reino Unido porque el papeleo que se pide allí es mucho menor y menos problemático que el que se pide en España si viene de forma directa, donde requieren más requisitos. Por ejemplo, en España se exige que la persona que entra con una mudanza tenga una cuenta en un banco español. Pero si vienes a España por primera vez es imposible que tenga una cuenta española... Son requisitos muy problemáticos.


    ¿El problema es del Reino Unido, que tiene unos controles ligeros, o de España, que los tiene muy rígidos?


    La Unión Europea marca unas directivas y luego cada país tiene que interpretarlas. Y lo hace de la forma más rígida o más liberal, que es como definimos nosotros a la forma que lo aplica Reino Unido. Se supone que mientras sea dentro legalidad puedes pedir más o menos cosas.


    Pero ¿de quién es el problema?


    La realidad es que el control en España es muy rígido y en Inglaterra es muy liberal. Pero, por otro lado, está el tema de que los ingleses no deberían permitir esas entradas, que es lo que se hace de forma supuestamente ilegal. Inglaterra no puede recibir mudanzas de una persona que viene a España solo pidiendo un formulario.


    ¿El Gobierno español podría rebajar su rigidez?


    Por las entrevistas que hemos tenido con ellos creo que va a ser muy complicado, aunque en el último encuentro que tuvimos nos pidieron una lista de cosas que nosotros creemos que hay que pedir.


    Una vez detectado el problema, ¿cuál sería la solución?


    Por un lado, que desde Aduanas de España se hable con la Comisión Europea para que se normalicen las condiciones. Es decir, que quien tiene los requisitos liberales los endurezcan un poco y quien los tiene rígidas, los liberen un poco. Que se pongan más o menos al nivel. Es decir, que alguien que venga de Latinoamérica o de Estados Unidos le dé igual entrar por un lado o por otro porque se pide lo mismo. Pero, además, está el tema de la franquicia, ya que al traer mercancía de fuera se pide la aplicación de la franquicia y que sean eximidos del IVA. Eso solo lo puede hacer España. Cuando traes desde el extranjero cosas nuevas pagas un IVA, pero una mudanza es una mercancía usada. Por ello, se pide la aplicación de una franquicia de exención de IVA al no ser mercancía nueva. Pero en el Reino Unido no piden nada. Ni ellos cobran impuestos, ni España los cobra... hay ahí un vacío...


    ¿Cómo se debería afrontar ese conflicto, ese vacío legal?


    Que se hable con el Reino Unido y se le pregunte si saben que cometen una supuesta ilegalidad. Si lo desconocen, deberían ponerse manos a la obra y tratar de hacer algo para evitar que eso suceda. Y si lo conocen y lo permiten debe cambiar de planteamiento.


    Roberto Megía¿Qué se puede hacer desde la Federación Española de Empresas de Mudanzas (Fedem)?


    Lo que estamos haciendo por ahora, es decir, reuniones con la subdirectora general de Aduanas de España, entrevistas con el representante permanente de España en Bruselas, con representantes en la Unión Europea, con europarlamentarios... Desde la Comisión Europea nos han dicho que lo iban a estudiar, para lo que nos pidieron la documentación que piden en cada país miembro.


    Además de este conflicto, ¿cuál es el problema que tienen las empresas españolas en cuanto al tráfico internacional?


    El principal problema que tenemos es que los precios se dan por debajo de coste. No somos competitivos y nos cuesta mucho serlo. Hay empresas que subcontratan con empresas chinas, que están exentas de IVA, para reducir costes. Los márgenes que hay ahora en este sector son mínimos. El que tenga un 20 por ciento de margen es un privilegiado.


    ¿Quién es el responsable?


    La gente que protege el mercado, es decir, que no se pueda fijar un precio mínimo. En mi opinión, se deberían marcar unos mínimos, unas tablas. Quizá habría que regularlo, como el sector del taxi.


    ¿Cómo está el sector de las mudanzas en Europa?


    Está muy bien. Hay empresas tremendas, con grandes instalaciones. Y hay muchos menos ilegales. En Alemania, por ejemplo, en el mercado se necesitan profesionales. Cualquier conductor de España que esté interesado en trabajar allí lo encuentra. Y el mercado inglés está funcionando perfectamente.

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    Separatas y Monográficos del Transporte

    © 2018 BGO Editores. Desarrollo Área Fotográfica - Juan Caraballo - Revista Transporte Profesional - 91 744 03 95