Jueves, 28 Mayo 2020

    La Federación Gallega de Transportes, Fegatramer, en colaboración con la Dirección Xeral de Mobilidade de la Xunta de Galicia, va a repartir más de 60.000 mascarillas en el sector del transporte por carretera de Galicia para proteger a los trabajadores de las empresas frente al coronavirus.

    La Consejería de Infraestructuras y Movilidad de la Xunta de Galicia se reunió con el presidente de la Federación Gallega de Transportes de Mercancía (Fegatramer), Ramón Alonso, para analizar el avance de las medidas destinadas a facilitar la actividad del transporte de mercancías por carretera con motivo de la crisis desatada por la pandemia provocada por el Covid-19.

    La Federación Gallega de Transporte de Mercancía (Fegatramer), integrada en CETM, ha propuesto que, mientras dure el estado de alarma decretado por el Gobierno de España con motivo de la crisis del coronavirus, los camiones que tengan que hacer uso de las autopistas no paguen el peaje, como reconocimiento a una situación extraordinaria que todo el mundo espera que termine cuanto antes.

    Pese a que el principal foco del coronarivus está en Madrid, comunidad que registra el mayor número de casos y de muertes, el virus también está presente en otras comunidades autonómas, donde se están tomando medidas para paliar sus efectos. El transporte de mercancías por carretera es uno de los pocos a los que se permite trabajar, para poder abastecer a todos los establecimientos que deben seguir abiertos para ofrecer productos de primera necesidad a la población.

    Según el Real Decreto aprobado por el Gobierno, el precio de los productos agrarios no podrá ser nunca inferior a los costes de producción, que quedarán obligatoriamente registrados en todos los contratos. La medida ha sido aprobada por el Gobierno en Consejo de Ministros y forma parte de un paquete de medidas urgentes para paliar la crisis del campo.

    Representantes de los transportistas del carbón, acompañados por el presidente y secretario general de la Federación Gallega de Transportes (Fegatramer), Ramón Alonso, han comenzado una ronda de entrevistas con los diversos grupos políticos con representación en el Parlamento de Galicia, para reivindicar una serie de mejoras que necesita con urgencia del transporte regional de mercancías.

    Un informe del Foro Económico de Galicia, con su propuesta de implantar peajes "blandos" en todas las autovías y autopistas, ha reabierto una vieja herida en el sector de los autónomos y del transporte de la comunidad. Una herida que todavía sangraba tras la última subida del mes de enero en la AP-9 que, en el caso de los trabajadores por cuenta propia, se intenta curar arrancando al nuevo Gobierno de Pedro Sánchez el compromiso de bonificar el 100% a los usuarios recurrentes de la vía.

    La Asociación del Colectivo de Transportes del Carbón de Galicia, perteneciente a Fegatramer (Federación Gallega de Transporte de Mercancías) ha convocado una marcha para el sábado, 18 de enero, en la que se hará a pie la última etapa del Camino de Santiago. El objetivo es reclamar una solución al cierre de la central térmica de As Pontes, en La Coruña, propiedad de Endesa, cuyo consejo de administración ha decidido cerrar.

    La Federación Gallega de Transporte (Fegatramer) ha comunicado su oposición a la subida de la AP-9, al considerar que influirá en el empobrecimiento de Galicia al unirse a situaciones como la de los transportistas del carbón derivada del posible cierre de Endesa, y a la situación de otras empresas, como Alcoa, Ence, Celsa, Megasa y Ferroatlántica.

    La Federación Gallega de Transporte de Mercancías (Fegatramer) analiza en el siguiente artículo de opinión de las consecuencias económicas que ha tenido la sentencia del procés catalán. Sobre todo, por los cortes de carretera que han afectado a miles de camiones y conductores, que se han quedado atrapados por culpa de las acciones de los CDR.

    El pasado fin de semana la Federación Gallega de Transportes de Mercancías, FEGATRAMER, ha reunido a su Junta Directiva en el concejo coruñés de As Pontes, para apoyar a los transportistas del carbón, quienes atraviesan desde hace meses una situación de emergencia extremadamente grave.

    Hartos ya de estar hartos, de no trabajar ni cobrar desde el pasado mes de abril, el gremio del transporte del carbón de Galicia ha vuelto a protagonizar una marcha desde distintos puntos de esta Comunidad hasta Madrid, hasta el Congreso de los Diputados en esta ocasión, para exigir que no se cierre la central térmica de As Pontes, en A Coruña, propiedad de Endesa.

    Al conflicto por el cierre de la central térmica de As Pontes, en Galicia, le ha salido un aliado que defiende que se mantenga la actividad de Endesa y sus puestos de trabajo: el transporte de carbón.

    La Federación Gallega de Transporte (Fegatramer) considera que los problemas que arrastran muchas empresas en Galicia (Alcoa, Ferroatlántica, Ence, Endesa) pueden suponer un proceso de desindustrialización en la región en los próximos años, lo que afectaría "no sólo al transporte de mercancías por carretera, como ya está pasando con el cese de actividad de Endesa As Pontes, sino al resto de los sectores económicos de Galicia y a su sociedad en general".

    Ante el mantenimiento de la paralización de la actividad de Endesa As Pontes, los transportistas de la Asociación del Colectivo del Transporte del Carbón (ACTC), integrada en la Federación Gallega de Transportes (Fegatramer), han retomado las movilizaciones, con manifestaciones y encierros. A las protestas se han sumado los alcaldes de las comarcas implicadas. Con estas movilizaciones, se demanda la reactivación de la central térmica que Endesa tiene en As Pontes (La Coruña) y que lleva más de cuatro meses paralizada, debido, según fuentes de la empresa, a los costes medioambientales que supondría mantenerla en funcionamiento.

    La medida anunciada por la consejera de Infraestructuras y Movilidad de la Xunta de Galicia, Ethel Vázquez, de ofrecer bonificaciones por el uso de autopistas de titularidad autonómica en horario nocturno, la federación de transporte Fegatramer considera que dicha bonificación debería ampliarse al horario diurno, "pues muchas mercancías han de ser transportadas de día".

    En su última asamblea general, la Federación Gallega de Transportes de Mercancías (FEGATRAMER) puso de manifiesto la necesidad de luchar contra prácticas como la realización de la carga y la descarga de los camiones pesados por parte de los porteadores efectivos.

    La consejera de Infraestructuras y Movilidad, Ethel Vázquez, y el consejero de Economía, Empleo e Industria de la Xunta de Galicia. Francisco Conde, han mantenido una reunión con representantes del colectivo de transportistas de carbón de As Pontes. El grupo estuvo acompañado por el presidente y el secretario de la Federación Gallega de Transportes, Ramón Alonso y Carlos García Cumplido, respectivamente.

    Página 1 de 6

    Separatas y Monográficos del Transporte

    © 2018 BGO Editores. Desarrollo Área Fotográfica - Juan Caraballo - Revista Transporte Profesional - 91 744 03 95