Domingo, 17 Noviembre 2019

    Industria estudiará una alternativa a la actual prueba de frenado para camiones en las ITVs

    Inspección de ITV a un vehículo de transporte Inspección de ITV a un vehículo de transporte Transporte Profesional

    El nuevo sistema de medición de la eficacia del freno de servicio de los vehículos de transporte de más de 3,5 toneladas durante la revisión periódica de la ITV ha sido duramente criticada por los transportistas. El hecho de que los vehículos tengan que hacer la prueba cargados dificulta mucho su ejecución. En la actualidad, muchas ITVs obligan a los transportistas a acoplar un semirremolque o a cargar el camión, pese a que los vehículos están preparados para la prueba mediante la toma de aire.

    Mediante la Orden ITC/3124/2010, se regula la revisión periódica que deben hacer los vehículos automóviles, remolques y semirremolques, en las Inspecciones Técnicas de Vehículos (ITV). Mediante la trasposición de una Directiva europea, dichas revisiones tienen como objetivo simular al máximo las condiciones reales de funcionamiento del sistema de frenado a través de dos métodos distintos de medición, en función de las características del vehículo de transporte. En concreto, el método de ensayo directo, que se calcula por medición directa de la fuerza de frenado por medio del frenómetro de rodillos, o por el método de ensayo con extrapolación, que se obtiene colocando sensores de presión en los circuitos de frenos (tomas de aire).

    Durante los años que lleva aplicándose esta regulación, se han producido numerosos perjuicios y problemas para los transportistas durante la inspeción de la ITV

    La aplicación de dicha regulación hacen que dichas pruebas sean distintas, según la comunidad autonóma de la que se trate. En algunos casos, se exige que el transportista acople un semirremolque sin carga, en otros, se carga al 75%, o al 100% de su capacidad. En el caso de los vehículos de transporte más nuevos, pese a que van provistos de tomas de aire en los circuitos de frenado, algunas ITV no permiten realizar la prueba de frenado mediante extrapolación, o da un resultado negativo, obligando al transportista a ir con el vehículo cargado, con el agravante de que tanto el semirremolque como la carga no son de su propiedad o debe pedirlo prestado.

    Por ello, el Ministerio de Industria se ha comprometido, previa reunión con asociaciones de transporte, a estudiar el establecimiento de un sistema alternativo de medición de la prueba de frenado para los vehículos pesados, basado en un sistema de extrapolación, sin necesidad de medir presiones. Esto se trasladaría al manual de aplicación que deben cumplir de forma obligatoria las estaciones de ITV, lo que previsiblemente se llevará cabo antes del próximo mes de junio.

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:
    Raquel Arias

    Desde 1996, intento explicar el mundo del transporte a profesionales, haciendo un poco más fácil lo de informar a expertos y no tan expertos. Es más interesante de lo que parece, pero menos fácil, también. 

    https://www.transporteprofesional.es/raquel-arias

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    Separatas y Monográficos del Transporte

    © 2018 BGO Editores. Desarrollo Área Fotográfica - Juan Caraballo - Revista Transporte Profesional - 91 744 03 95