Domingo, 25 Agosto 2019

    Entrevista con Marcos Montero, expresidente de la CETM

    Marcos Montero Marcos Montero Transporte profesional

    Las relaciones con la Administración y otros estamentos, la evolución del sector, la labor de la CETM, cómo se deben afrontar e intentar resolver los problemas, el futuro del asociacionismo y del propio sector. En esta breve “conversación”, Marcos Montero muestra claros visos de preocupación no exentos de pesimismo.

    Revista Transporte Profesional número 400 transporteTV

    Javier Baranda.- ¿Cómo han sido, desde su punto de vista, las relaciones que ha mantenido la CETM con la Administración?


    Marcos Montero.- La relación con la Administración ha sido siempre positiva, aunque han existido momentos de tensión, como en la época de la ministra Magdalena Álvarez, en la que tuvimos un paro muy fuerte, pero salimos, negociamos y se solucionó. En este sentido, de la Administración, de Fomento en este caso, no tenemos más que gratitud. La CETM siempre ha sido la referencia del sector del transporte dentro del propio Ministerio, y esos momentos más o menos críticos o en otras ocasiones dulces, se han dejado sentir.

     

    JB.- ¿Y con los sindicatos mayoritarios?


    MM.- En las negociaciones con los sindicatos ha habido de todo, dulzura y también mucha dureza, aunque con ellos me he sentido siempre amparado, porque hemos buscado el equilibrio, los puntos de encuentro y eso es también lo que les ha interesado. Cuando hemos negociado el Acuerdo General Laboral, he procurado estar a su altura, controlar la situación y conseguir nuestros objetivos. Debo señalar que en todos los planteamientos y las negociaciones lo importante son los equipos, la gente que te rodea, como sucede en las empresas; de lo contrario, no tienes nada.


    JB.- A su juicio, ¿en qué forma ha evolucionado el sector en los últimos años?


    MM.- Creo que, en general, ha sido positiva. No obstante, de un tiempo a esta parte, percibo cierta relajación; por diversos motivos que no siempre tienen que ver con problemas como enfermedades, falta de tiempo, etc. Me preocupa y a veces molesta que las cosas no estén dinámicamente en la “primera pista”, como siempre ha sido, dando la batalla con la Administración, el Gobierno, los sindicatos…La CETM no puede perder las referencias de su historia ni de lo que es. Muchas veces veo declaraciones de colegas nuestros que van ganado protagonismo mientras otros aminoran su actividad.

     

    JB.- ¿Hasta qué punto las personas que integran la CETM, los empresarios de transporte, son conscientes de que somos fuertes, importantes?


    MM.- Para mí no es una cuestión de creérselo, sino una labor continuada de hacer cosas, del seguimiento de los temas, de la representación que debemos tener ante un sinfín de estamentos, de ver si somos o no respetados, si en momentos delicados del sector del transporte estamos o no en primera fila, si cuentan con nosotros. Si echo la vista atrás, recuerdo no pocas reuniones mantenidas “de tapadillo”, en las que íbamos marcando las líneas generales del sector, porque éramos una parte importante del mismo, y eso marcaba también el futuro de las empresas. Teníamos las ideas claras y la gente escuchaba tu proyecto, confiaba en ti, porque era defendible y lógico, ante Fomento o ante quien fuera.

     

    JB.- Entiendo que, en general, también se era consciente del trabajo que se realizaba y se hace hoy en la Confederación. Me refiero a que se espera que se solucionen problemas que en algunos casos aún no han sido resueltos.


    MM.- Este sector estará siempre lleno de problemas, porque es dinámico, abierto a la sociedad, interrelacionado con Europa. Otra cosa es cómo se moldean, afrontan y resuelven, porque nos quedan innumerables cosas por hacer. Somos un sector estratégico y también lleno de confusiones, incluso con grandes discrepancias entre nosotros mismos, además de una gran falta de rentabilidad, de mentalidad empresarial, de volumen en nuestras empresas. Se critica que los pequeños están desapareciendo, pero ¿qué es un “grande” y qué es un “pequeño”? ¿Cómo se organiza una empresa, cómo se gestiona con independencia de su tamaño?

    Marcos Montero

    JB.- Usted habla de un sector estratégico, pero cuesta que se le reconozca ese papel, tanto por las administraciones como por la sociedad.


    MM.- Ante los grandes problemas del sector, la CETM siempre ha sido, y espero que siga siendo, una referencia. Podemos no estar de acuerdo, pero siempre debemos emplear una frase que me gusta repetir: “puño de acero en guante de seda”. Escuchas, atiendes los razonamientos, sacas tus conclusiones y actúas en consecuencia de lo que eres y de lo que representas.

     


    JB.- ¿Cómo “pinta” para usted el futuro del transporte, de sus empresas y asociaciones, porque somos o no somos un lobby?


    MM.- Con carácter general, el asociacionismo atraviesa un mal momento, pues se ha perdido aquel espíritu emprendedor de hacer cosas; no solo hablo de la CETM como ente aglutinador, sino también de organizaciones territoriales, como las integradas en Conetrans, que realmente siempre han sido el soporte de nuestra Confederación, y eso está enfermo. Unos porque no pueden, otros porque se cansan, otros porque ya somos mayores y otros porque entran en el terreno personal con la competencia desleal. Al sector le falta mucha mano de obra intelectual, gente que sepa controlar los procesos.


    Por otra parte, y respondiendo a tu pregunta, mencionamos con frecuencia el lobby de presión que, en estos momentos, está descafeinado. Una organización tan destacada como la nuestra debería pensar en los asuntos colectivos, hacia dónde va el sector, cuál es el futuro de los combustibles alternativos, de las autopistas, de los peajes, qué va a pasar con infinidad de cuestiones que nos atañen directamente, que cada día están martirizando la cartera de los transportistas, porque al final tú eres un sujeto pasivo, como con Hacienda.


    Veo, con cierta tristeza, que no estamos siendo cada vez más fuertes, más lobby, más necesarios.


    JB.- ¿Nos falta, quizás también, visión de futuro?


    MM.- Por supuesto. Hablando de política de precios, tiene que llegar el momento en que digamos ¡hasta aquí!, porque si continuamos en la misma línea, empezaremos (ya lo hemos hecho) a perder dinero. Ha prevalecido el concepto de que yo tengo que hacer el porte más barato para quitárselo a otro, a mi colega. Esto es un grave error, porque el mercado es el mismo. El objetivo de nuestro cliente no es pagar un 20 por 100 menos o más por el servicio, porque se trata de empresas mucho más fortalecidas que otras en centros de coste. Realmente somos nosotros mismos los que arreglamos o estropeamos el sector.

    Revista Transporte Profesional

    Número 400 - Julio-Agosto 2019
    Este artículo completo ha sido publicado en la revista Transporte Profesional
     
     
    Número 400 - julio-agosto 2019

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    Separatas y Monográficos del Transporte

    © 2018 BGO Editores. Desarrollo Área Fotográfica - Juan Caraballo - Revista Transporte Profesional - 91 744 03 95