Martes, 12 Noviembre 2019

    Entrevista con Ignacio Riu Márquez, secretario general ACTM Castellón

    Ignacio Riu Ignacio Riu Transporte profesional

    Ignacio Riu es, desde finales del año pasado, nuevo secretario general de la Asociación Empresarial Castellonense de Transporte de Mercancías por Carretera, ACTM. En este tiempo ha lidiado, siempre con un gran entusiasmo y profesionalidad, con el día a día tanto de la organización como del sector.

    En los siete meses que lleva como secretario de ACTM, ¿Cuál es el día a día de la asociación? ¿Tiene muchos problemas que resolver a sus asociados?


    "En primer lugar, quisiera agradecer a ACTM la oportunidad que me ha brindado de desarrollar mis conocimientos en un sector tan cambiante y dinámico como el de transporte y la logística, el cual se encuentra en un proceso de adaptación y transformación, del que formar parte es todo un reto, que me exige un alto nivel de compromiso y dedicación. Sólo puedo estar satisfecho y emocionado del inicio de esta nueva andadura.


    El día a día de la asociación se basa, sin duda, en un trabajo en equipo, del cual me siento muy orgulloso. Se centra en tres áreas muy marcadas como son la Administración (trámites ante Consejería de Transportes, DGT, asesoramiento legal, etc.); la formación, muy especializada y de calidad, y la comunicación (representación institucional, local, autonómica, estatal e UE). Todo ello dirigido al asociado.


    Así, todos los días se realizan trámites administrativos, mientras que la mayoría de fines de semana impartimos cursos de CAP o ADR, además de organizar jornadas o conferencias.
    En cuanto a los problemas propiamente dichos, por nombrar algunos, están los relacionados con las reclamaciones a la junta arbitral, así como con los recursos o mediaciones con administraciones respecto a la aplicación de planes de movilidad. Ahora bien, lo que los asociados nos piden más, son servicios para el desarrollo de su actividad y, muy importante en estos momentos, información puntual del sector".

     

    ¿Ha cambiado algo el hábito de trabajo en la asociación desde que es secretario general?


    "En la asociación siempre se ha hecho un trabajo importante para el sector del transporte de mercancías en la provincia de Castellón. Yo, al igual que la propia Junta Rectora, buscamos en esta nueva etapa estar más cerca del asociado, desde el pequeño autónomo a las grandes flotas, todos son muy importantes para nosotros, aunque sus necesidades sean a veces diferentes. Hemos de trabajar para satisfacerlas y crecer juntos siempre unidos. Procuro inculcar a nuestro personal la cercanía con el asociado para poder conocer exactamente su día a día.


    Del mismo modo, y en esta línea, hemos de dar valor al asociacionismo y para ello es crucial que al asociado le llegue todo el trabajo que desarrollamos. Para ello, estamos intensificando los canales de comunicación, como redes sociales, además de renovar nuestra web".

     

    Desde el punto de vista sectorial, y reconociendo que muchos de los problemas del sector son globales a nivel nacional, en Castellón y en la Comunidad Valenciana, ¿cuáles son los temas que están encima de la mesa y que son más acuciantes de resolver?


    "Sin duda, los problemas globales del sector nos afectan y mucho, y es a través de nuestras vocalías en CETM, en CONETRANS y FEDAT, con las que hacemos fuerza con el Comité Nacional de Transporte por Carretera para resolverlos. No obstante, Castellón como provincia tiene sus particularidades. Por un lado, y dado el alto porcentaje de exportación, nos preocupa las dificultades en los pasos fronterizos con Francia, así como la poca defensa que hace nuestro gobierno y la propia UE del derecho de libre circulación de mercancías, derecho que debe garantizarse y ser prioritario frente a cualquier huelga o reivindicación interna de los países.


    Otro aspecto que nos influye son los planes de movilidad. Estamos ya trabajando con la administración local para adecuar nuestras necesidades a los propios planes de movilidad, y que a nuestros asociados no les perjudique. La movilidad se está convirtiendo en una publicidad electora de fuerza, lo que provoca precipitación en su elaboración y por lo tanto descoordinación con las propias actividades comerciales e industriales de las localidades. Por último, la liberalización de la AP 7 es crucial para nosotros, debido a las restricciones existentes en la N 340".

     

    El ROTT está levantando no pocas controversias, sobre todo en lo que refiere a la pérdida de honorabilidad. ¿Cuál es su opinión al respecto?


    "Así es, es lo que ocurre cuando una reforma legal muy necesaria y pedida a gritos desde hace muchos años por el sector, llegue tarde y se lance deprisa por motivos políticos, y además sin acodarla con las organizaciones patronales del transporte.


    No es posible dejar en manos del trabajador la desaparición de la empresa, por existir determinadas infracciones que, cometidas por éstos, castiguen desproporcionadamente al empresario. Es decir, en estos casos tendría que existir una ponderación de culpas entre el trabajador y el empresario para determinar realmente la causa de esa posible infracción y, por supuesto, si ha existido alguna responsabilidad del empresario, sancionarlo.


    En el otro lado de la reforma del nuevo ROTT, estoy de acuerdo con el espíritu que la inspira, que es la profesionalización del sector, lo que nos va a dar a corto y medio plazo el valor y la importancia del transporte de mercancías como un sector estratégico e imprescindible en el entramado productivo".

     

    Mucho se queja el sector de la falta de conductores “profesionales” ¿Qué hacen desde ACTM en este sentido?


    "Es una realidad. Se trata de un tema que se está abordando tanto en CETM como en la CEOE, y en la CEV en nuestro caso de la Comunidad Valenciana. El enfoque, entiendo, es de base. Debemos dar valor a la profesión de conductor para que los jóvenes que se incorporan al mundo laboral la vean como otra posibilidad más, a través de una Formación Profesional, por ejemplo, de tal forma que lleguen formados e ilusionados y motivadas a su nuevo trabajo. Para ello, los gobiernos deben involucrarse en este objetivo.


    Con todo, en ACTM tenemos aulas con gran capacidad de alumnado que llenamos casi todos los finde semana, hasta el punto de que somos el centro de formación referente de la provincia, por la calidad de la enseñanza y contenido de los cursos, con profesores altamente cualificados".

     

    Otro de los temas de los que más se habla últimamente es de la falta de motivación del asociacionismo ante la continua lucha, muchas veces infructuosa, con cargadores y administraciones. ¿Como lo ve en el caso de ACTM?


    "En lo que respecta a las administraciones, la verdad es que tenemos muy buena relación tanto con Consejería de Transportes, dada las altas tramitaciones que efectuamos, como con las DGT. Buscamos tener canales abiertos de colaboración efectiva para nuestros asociados.


    En cuanto a las relaciones con los cargadores, sufrimos en la provincia un problema muy grave con los tiempos de espera en la carga y descarga, que nos hace perder competitividad y aumenta nuestros costes. Existe una falta absoluta de sensibilidad por parte de los cargadores en este sentido, los cuales no se dan cuenta de la importancia de nuestra labor, el “transporte de mercancías”, para que lleguemos a tiempo y con la propia mercancía en buen estado; en definitiva, que seamos eficaces y eficientes. Estamos ante una mentalidad retrograda, sólo se está pensando en el producto y el cliente final, no en la logística o el canal de distribución. Ello nos resta valor, y por ese motivo en la cadena de precios el nuestro es el menos importante".

     

    Por último, ¿cómo ve el futuro a corto y medio plazo? ¿Tendría que haber más unión con el propio sector para afrontar todas esas cuestiones?


    "Por partes. El futuro lo veo muy cambiante y movido, lleno de reformas desde la UE. En realidad, todo está cambiando, la producción, la distribución y el transporte. Yo soy optimista, sólo debemos convencernos nosotros mismos de la importancia de nuestro sector, que es clave, para el progreso fabril, productivo y económico. Será entonces cuando tengamos la fuerza para ser oídos, como un sector fuerte, decidido y serio en nuestras reclamaciones y necesidades. Lo cierto es que en este tiempo que llevo más volcado en el transporte de mercancías, sí que veo unión, pero falta quizás más determinación".

    Revista Transporte Profesional

    Número 401 - septiembre 2019
    Este artículo completo ha sido publicado en la revista Transporte Profesional
     
     
    Número 401 - septiembre 2019

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:
    Redacción

    Equipo de redacción de TransporteProfesional.es

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    Separatas y Monográficos del Transporte

    © 2018 BGO Editores. Desarrollo Área Fotográfica - Juan Caraballo - Revista Transporte Profesional - 91 744 03 95