Lunes, 14 Octubre 2019

    Editorial mes de Octubre-Por Javier Baranda

    Javier Baranda Javier Baranda Transporte Profesional

    Hartos de crisis

    El XIII Congreso de Empresarios de Transporte de Mercancías por Carretera, organizado por la CETM en Murcia, superó todas las expectativas en cuanto a asistencia y participación se refiere. Cerca de 900 inscripciones registró la oficina de la CETM, a la finalización del mismo, el viernes, 24 de septiembre.

     Éxito total, por cuanto la delicada situación económica de nuestros empresarios hacía prever un notable descenso de la audiencia, en comparación con ediciones precedentes, a las que, por cierto, se ha superado en número. A destacar, el más del centenar de empresarios murcianos que acudieron al evento. Pero, ¿qué es lo que se cocinó en el Congreso? ¿Qué hemos aprendido? ¿A qué conclusiones hemos llegado? ¿Es posible aplicarlas al día a día de las empresas o se trata de pura filosofía, de entelequias o buenas intenciones?
    Puedo afirmar que ni uno solo de los problemas de nuestro sector dejó de mencionarse, tanto en las intervenciones de los 27 ponentes, como en los coloquios posteriores. Morosidad, carencia de financiación, exceso de fiscalidad y de oferta de vehículos; incremento y rigidez en la estructura de los costes de explotación; competencia desleal y precios a la baja; falta de formación; normativa obsoleta y contraproducente (Directiva de tiempos de trabajo, baremo de sanciones…); gravísimo deterioro de los márgenes, aparte de la más absoluta descapitalización y pérdida de competitividad; miles de kilómetros en vacío, y otras lindezas por el estilo, sobradamente conocidas por nuestros lectores. Hubo, incluso, un cargador que llegó a afirmar que los precios (sobran camiones y nos aferramos “a lo que sea”) se “tirarán” aún más.
    Apunten, estimados lectores, las soluciones que expertos y transportistas de a pie (empresas de diferentes tamaños), desgranaron en sus intervenciones. Antes de nada, decir que existe el convencimiento general de que la Administración no nos va a ayudar; de ahí que la frase “seremos los empresarios y los trabajadores quienes saquemos a España de la crisis, si el Gobierno nos fastidia poco”, pronunciada por el economista Carlos Rodríguez Braun, fuera tan celebrada por la concurrencia.


    Básicamente, ¿quién no lo está haciendo?, hay que adaptarse, mejorar la gestión interna, reducir gastos, adecuar precios y no trabajar por debajo de costes; diversificar en lo posible nuestra actividad, y disminuir riesgos, a base de seleccionar los clientes acortando plazos de cobro, lo que nos procurará mayor liquidez, aunque esto pueda suponer una oferta de transporte más reducida. Parece un contrasentido, pero si no se aporta mayor valor añadido al cliente, si no se invierte en vehículos y nuevas tecnologías, mal vamos. Y hay que aliarse con el diablo, sí, con nuestros colegas, en leal colaboración o mediante fusiones si es preciso. Por supuesto, urge una mayor flexibilidad laboral (hay quien dijo que deberían revisarse los convenios colectivos, los salarios, en esta época de crisis), además de endurecer el acceso a la profesión, facilitando la salida de la misma. Lo que está claro es que este periodo maldito hará evolucionar el tejido empresarial del transporte hasta hacerlo casi irreconocible; pero los que queden (aún desaparecerán más empresas), saldrán reforzados, con nuevas armas y conocimientos sobre cómo trabajar, sobrevivir sin penurias.
    Por su parte, la secretaria de Estado, Concepción Gutiérrez, soliviantó los ánimos de la audiencia al ratificar las inversiones millonarias que Fomento pretende hacer en el transporte de mercancías por ferrocarril. Se han tomado, como señaló Ovidio de la Roza, 50 medidas a favor de éste, y ninguna que beneficie a la carretera. La representante de Fomento (qué pena el “mutis” del ministro Blanco), insistió en que no se aplicará la Euroviñeta, a lo que Marcos Montero contestó que “no estamos dispuestos a ser los únicos paganos en el mantenimiento de las infraestructuras”. Porque la quieren poner, diga lo que diga Blanco.
    Mención especial al ausente forzoso, por cesado, el exdirector general de Transporte Terrestre, Juan Miguel Sánchez. Y cerrado aplauso del público hacia su persona y labor.
    Un último apunte: los transportistas están “hartos” de la crisis. No se pueden obviar los problemas, lógico, pero todos quieren “olvidarlos”, caminar sin echar la vista atrás, sin autocompadecerse. El “trece” destiló, y me alegro, un cierto optimismo.

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:
    Javier Baranda

    Director y editor de la Revista Transporte Profesional, periodista de vocación y devoción llevo media vida ligado a la información sobre el transporte y el asociacionismo en especial a la CETM

    https://www.transporteprofesional.es/opinion/editorial-revista

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    Separatas y Monográficos del Transporte

    © 2018 BGO Editores. Desarrollo Área Fotográfica - Juan Caraballo - Revista Transporte Profesional - 91 744 03 95