Jueves, 24 Octubre 2019

    Scania apuesta por la conducción autónoma

    Scania Scania Fabricantes

    En un paso más en su búsqueda de la seguridad y las soluciones de transporte sostenible, el fabricante sueco Scania ha dado a conocer parte de sus nuevos desarrollos, destacando el camión de obras con conducción autónoma, capaz de funcionar en entornos abiertos y aislados sin la "ayuda" de un conductor.

    Cierto es que la compañía nórdica lleva tiempo comercializando vehículos con una elevada capacidad de conducción autónoma gracias a la inclusión de diversos sistemas que regulan desde la seguridad hasta las cajas de cambio, pero a día de hoy todavía siguen dependiendo de la intervención de un profesional.
    Sea como fuera, tras más de 10 años de investigación, es ahora cuando Scania tiene claro que existen grandes oportunidades para los vehículos sin conductor en contextos y entornos en los que no tenga que abordar el tráfico.

    Para entornos puntuales

    Un ejemplo de ello es la utilización de estos camiones autónomos en minas en las que los vehículos circulan por rutas predeterminadas y se cruzan en un gran porcentaje con camiones de su misma naturaleza. Gracias a ello, se crean oportunidades para que, en pocos años, Scania proponga soluciones más flexibles, seguras y económicas de las que existen hoy en día.
    Con todo, la marca sueca presentó hace unas semanas a la prensa especializada dos camiones de obras totalmente autónomos con capacidad para operar por sí mismos y sin el menor problema, en un escenario como el de una cantera, sin la intervención en la cabina de conductor alguno.
    Para ello, los vehículos incorporan un sistema de inteligencia, el cual asocia, entre otros dispositivos, una unidad de control de conducción autónoma; cámara multilente en el parabrisas para detectar objetos, otros vehículos, personas, etc.; radares de corto y largo alcance,... Gracias a todo ello, los camiones son capaces de reconocer el entorno en el que se encuentran y adaptarse a él, además de realizar trabajos predeterminados.
    Así, y una vez realizadas varias pruebas, los vehículos están garantizando un perfecto funcionamiento, si bien en Scania tienen claro que esta tecnología todavía tardará un tiempo en poder ser integrada en los camiones antes de ser comercializados.


    Tal y como reconoce Henrik Henriksson, presidente y CEO de Scania, "disponer de vehículos que conducen total o parcialmente de forma autónoma, aumenta tanto la seguridad como la productividad; un camión autónomo nunca conduce demasiado rápido ni de forma agresiva y rara vez necesita descansar, lo que incrementa la productividad".

    El transporte sostenible, cada vez más presente

    Está claro que los sistemas de transporte autónomo son el perfecto ejemplo de hasta dónde pretende llegar Scania a la hora de hacer realidad soluciones de transporte sostenible. Ahora bien, para "conquistar" este objetivo es preciso proponer una amplia gama de productos y servicios diferentes. En este sentido, la compañía, en el marco de las normativas Euro 6 ya produce combustibles alternativos como el gas, el bioetanol o el biodiesel. Además, los motores Scania Euro 5 y Euro 6 están homologados para utilizar grasa vegetal hidrogenada que garantiza una reducción en las emisiones de CO2 de hasta el 90%.

    Scania

    Tecnología embarcada en un camión autónomo

    1. Unidad de control de conducción autónoma
    Aloja el sistema de inteligencia de a bordo del vehículo y ejecuta todas las funciones de asistencia y conducción autónoma. Recopila datos de los numerosos sensores del vehículo y los combina para ofrecer una perspectiva general del entorno.

    2. Cadena cinemática
    La cadena cinemática inteligente de Scania controla la propulsión del vehículo con la mayor precisión y eficiencia energética. El sistema de control de la cadena cinemática controla el motor, la caja de cambios,
    el embrague y los frenos auxiliares.

    3. Cámara multilente
    Instalada tras el parabrisas, la cámara multilente supervisa la zona frente al vehículo para detectar objetos, vehículos, peatones y marcas de carril. Gracias a su visión estereoscópica puede detectar la forma del suelo de manera muy parecida a la humana.

    4. Dirección asistida eletrónica
    EAS (por sus siglas en inglés) es un sistema electrohidráulico que permite que las funciones de asistencia y conducción autónoma dirijan de forma segura al vehículo en las carreteras y en caso de obstáculos.

    5. Radar de corto alcance
    Montado en cada esquina del vehículo, los radares de rango corto detectan vehículos y peatones en un contorno de 360 grados. Funcionan en todo tipo de condiciones meteorológicas y lumínicas.

    6. Radar de largo alcance
    Con su rango de hasta 200 metros frente al vehículo, este radar permite la conducción a alta velocidad.

    7. Sensores de inercia
    Los sensores de inercia miden la rotación y aceleración del vehículo para facilitar que la unidad de control de automatización calcule cómo se desplaza.

    8. Sensores de velocidad de rueda
    Al medir la rotación de cada rueda, la unidad de control de automatización puede calcular cómo se desplaza y gira el vehículo.

    9. GPS
    El GPS localiza la posición del vehículo y permite que planee su ruta. Los sensores y la fusión de datos participan en las maniobras necesarias para seguir la ruta.

    10. Enlace de datos móvil (data link)
    El enlace de datos móvil es el canal de comunicación del vehículo para recibirórdenes de transporte, informar de su estado y rendimiento y compartir datos de percepción con otros vehículos autónomos.

    Conducción autónoma
    Misión posible

    La movilidad en el futuro se realizará a través de sistemas de transporte autónomos, lo que incrementará la seguridad y su eficiencia.
    Un sistema que hace 20 años no era más que una quimera y que no está lejos de ser una realidad. En este sentido, en Scania están preparados para poner en marcha vehículos autónomos para aplicaciones industriales en un futuro cercano. En un principio en zonas controladas como minas o terminales portuarias de contenedores y más a la larga en segmentos del transporte beneficiosos para su clientes.

    En el momento que un camión autónomo llega a su destino, un segundo vehículo traspasa la carga, para a continuación comenzar su misión debidamente "integrada" en el sistema inteligente embarcado.

    Los vehículos autónomos están preparados para evitar todo tipo de obstáculos gracias a los sensores que integran. En caso de encontrar otros obstáculos que no sean capaces de sortear, el sistema inteligente solicita al centro de mando instrucciones para poder realizar la operación con éxito.

    Al llegar al lugar de descarga el vehículo autónomo maniobra con precisión desde su posición parra entregar la carga, volviendo a continuación a su lugar de origen para realizar un nuevo trabajo.

    El centro de control se encarga de transmitir las misiones (que se envían a los camiones a través de datos móviles) a los distintos vehículos, así como, por ejemplo, la cantidad de carga a transportar, para luego éstos llevarlas a cabo. Es una manera de mantener perfectamente controlado todo el entorno.

    Revista Transporte Profesional

    Número 364 - Julio/Agosto 2016
    Este artículo completo ha sido publicado en la revista Transporte Profesional
     
     
    Número 364 - Julio/Agosto 2016

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    Separatas y Monográficos del Transporte

    © 2018 BGO Editores. Desarrollo Área Fotográfica - Juan Caraballo - Revista Transporte Profesional - 91 744 03 95