Lunes, 06 Julio 2020

    Entrevista a Eduardo de Lecea, director general de SIGAUS

    Eduardo de Lecea Eduardo de Lecea Opinión

    ¿Cuál es la situación actual de SIGAUS? ¿Cuáles son sus últimos resultados?

    En marzo hemos informado a las Administraciones Públicas acerca de nuestra gestión en 2013. Y debo decir que estamos satisfechos con haber vuelto a cumplir con los objetivos ecológicos que nos exige la normativa reguladora de los aceites usados. Durante 2013 se han recuperado 126.796 toneladas de aceites industrials usados en España, representando el 47,21% del volumen de todo el aceite industrial puesto en el mercado por nuestras empresas adheridas, lo que, habida cuenta de la disminución del volumen del aceite durante su utilización, implica haber cumplido el objetivo de recuperación del 95% del aceite usado generado. De esta cantidad, se destinaron 80.163 toneladas a procesos de regeneración y otras 46.634 a tratamientos de valorización energética, cumpliendo asimismo con los objetivos de regeneración y valorización. Hemos registrado 160.000 operaciones de recogida y gestión de este residuo y atendido más de 30.000 puntos de generación en toda España. Con todo ello, podemos afirrmar que seguimos consolidándonos como el mecanismo más eficiente para garantizar, a las Administraciones Públicas, a los fabricantes y a los consumidores, que el aceite usado es un residuo bajo control sin una incidencia negative sobre el medio ambiente.

    ¿Cómo sigue afectando la situación económica a la gestión de SIGAUS?

    Aunque las previsiones para 2014 son algo más optimistas, el escenario en el que nos movemos continúa inestable, como advertimos en las ventas de lubricantes, con una caída aproximada de un 4% en 2013 y acumulada del 35% desde 2007. No obstante, y gracias a los procedimientos de control y eficiencia interna implementados, este panorama económico no nos ha afectado en cuanto a nuestros objetivos legales y ambientales. Incluso seguimos creciendo en representatividad, aumentando nuestra presencia en actividades económicas de muy diverso tipo que introducen aceites industriales en España. En este línea, 18 nuevas empresas han depositado su confianza en SIGAUS, lo que representa un crecimiento del 7% en números de adheridos, que se sitúa en un máximo histórico 175 empresas.

    ¿Cuál es la principal aportación del Sistema SIGAUS a un sector que consume grandes cantidades de lubricantes de motor como es el del transporte de mercancías?

    Soy consciente de la situación delicada que ha vivido el sector del trasporte de mercancías, tan vital para el funcionamiento del conjunto de la economía, y que, precisamente por este papel vertebrador, ha sido uno de los
    más afectados por la crisis económica de estos años. La gran mayoría de estas empresas tienen instalaciones propias donde realizan el mantenimiento de sus flotas. Desde SIGAUS seguimos prestando a todas las empresas de
    este sector grandes, medianas y pequeñas, un servicio pleno en cuanto a la recogida gratuita de aceites usados en cualquier punto de la geografía española, a través de nuestra red de 130 gestores autorizados. Les damos, en definitiva, una cobertura completa en cuanto a la gestión de este residuo, ayudándoles a cumplir con todas las normativas medioambientales.

    Cuando SIGAUS cumple siete años como SIG para la gestión del aceite industrial usado en España, ¿qué retos tiene para este nuevo período?

    Nuestro objetivo prioritario es continuar siendo una referencia en el ámbito de la recogida de aceites de usados en España, cumpliendo con los compromisos existentes con nuestras empresas adheridas y con todas las normativas medioambientales. Pero no debemos conformarnos, tenemos que continuar mejorando en nuestra labor: ser más eficientes y aportar más valor a nuestros stakeholders; continuar creciendo en empresas adheridas; optimizar costes; profundizar en los procesos de control e información internos e intensificar la sensibilización entre los ciudadanos y empresas en cuanto a ser respetuosos con el medio ambiente.

    ¿Cómo podría explicar al ciudadano la importancia medioambiental de reciclar este tipo de aceites usados?

    Lo primero es señalar que estamos ante uno de los residuos más contaminantes que existen, porque los lubricantes, durante su uso, sufren una degradación química que los hace peligrosos para el medioambiente. No en vano, históricamente ha sido uno de los residuos más regulados para evitar su impacto ambiental, siendo incluso un ejemplo casi único de residuo cuya gestión fue subvencionada por el Estado durante muchos años. Sin embargo, con un adecuado almacenamiento y tratamiento posterior, también es un residuo altamente aprovechable, ya que la base lubricante que contiene un aceite usado se puede extraer y utilizar perfectamente en la fabricación de nuevos aceites industriales. Este tratamiento, que se llama regeneración, es el que SIGAUS garantiza al menos para un 65% del aceite recogido, atendiendo la prioridad establecida por la legislación en este sentido. Con este proceso de reciclaje se evita además la emission de 3 toneladas de CO2 a la atmósfera por cada tonelada de aceite usado gestionado, de manera que en 2013 se consiguió evitar la emisión de 240.000 toneladas de este gas de efecto invernadero. Otra opción es la valorización energética, gracias a la cual generamos un equivalente energético de 506 GWh con el aceite así tratado el año pasado.

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    Separatas y Monográficos del Transporte

    © 2018 BGO Editores. Desarrollo Área Fotográfica - Juan Caraballo - Revista Transporte Profesional - 91 744 03 95