Lunes, 19 Noviembre 2018
Login Registro

Iniciar sesión

Usuario *
Contraseña *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos con asterisco(*) son obligatorios.
Nombre *
Usuario *
Contraseña *
Confirmar contraseña *
Email *
Confirmar email *
Captcha *
Reload Captcha

    Entrevista con Ezequiel Horrach, presidente de la Agrupación Empresarial Servicio Discrecional de Mercancías de Baleares

    Ezequiel Horrach Ezequiel Horrach Transporte profesional

    El nuevo presidente de la Agrupación Empresarial de Mercancías de Baleares considera que esta comunidad autónoma debería tener un trato fiscal especial (debido a la insularidad), igual que el que goza Canarias, y critica la falta de un Centro Integrado de Transporte y Logística, donde las empresas puedan trabajar con las ventajas que ofrecen estas plataformas.

    ¿Cómo afronta la presidencia de la Agrupación de Mercancías de Baleares?

    "La FEBT agrupa a 16 agrupaciones o asociaciones, y yo presido la de transporte de mercancías que es la segunda más potente, muy cerca de la primera. Afronto esta etapa con mucha ilusión, ganas de trabajar y optimismo en que el trabajo realizado dará su fruto a corto y medio plazo. El principal reto de la presidencia ha sido, y es, despertar un sector de la agrupación con un potencial altísimo en número de vehículos y conductores y una altísima representatividad en el mercado, que estaba latente y desunificada, tratando de lanzar el mensaje de unidad del sector para lograr objetivos muy importantes a nivel colectivo, sectorial y para toda la comunidad balear. Estos objetivos que nos hemos marcado no son posibles sin difundir y hacer llegar la importancia del asociacionismo y la unión del colectivo con el mensaje de “la unión hace la fuerza”".

    ¿Qué problemas tiene el transporte balear de mercancías por carretera?

    "La falta de conductores profesionales. Que una persona se saque el carné profesional cuesta entre 2.000 y 4.000 euros (entre examen teórico, prácticas y CAP), y en los últimos años se han jubilado muchísimos conductores y no ha habido incorporación al mercado de nuevos. Esto se lleva denunciando a las autoridades e instituciones públicas implicadas hace unos tres años para que ayuden a corregirlo mediante ayudas y formación, pero no han actuado y ahora sufrimos mucha falta de profesionales. El incremento de costes y la discriminación por la insularidad, al igual que los viajeros tienen el descuento de residente y se quieren incluir los vehículos en los que viajen, las empresas de transporte de Baleares tienen los incrementos de costes propios de la insularidad, pero ningún tipo de ayuda o compensación por ello, lo que las hace poco competitivas e indefensas. El gasoil se paga mucho mas caro en Baleares que en cualquier otra provincia o comunidad de España. Canarias tiene una fiscalidad distinta con importantes subvenciones y ayudas y Baleares, ninguna. Se está luchando muy activamente para intentar compensar ese desagravio con ayudas en los fletes marítimos de las navieras y en el precio del combustible, en el próximo Régimen Especial de Baleares (REB)".

    ¿Qué propuestas tiene para aumentar la participación de las empresas de transporte en las asociaciones profesionales?

    "Para conseguir retos tan importantes como nos hemos marcado, hace falta la representatividad de un colectivo muy fuerte y muy unido. Esto, las empresas y los empresarios y autónomos lo entienden, pero, además, hay que darles servicios que individualmente ellos no llegan y que vean a la asociación como una herramienta útil y necesaria para el desarrollo de su actividad y con unos costes muy competitivos, fruto del volumen y la agrupación".

    ¿Qué le parecen las propuestas de mejora del transporte multimodal carretera-marítimo del Ministerio de Fomento (en su caso, fundamentales para poder operar)?

    "Tienen una visión nacional e internacional de mejora de la movilidad muy enfocada a la globalización y el transporte de viajeros, pero a escala autonómica balear, apenas influye en ningún cambio significativo ni de evolución de mejora. Al final, Baleares tiene dos puertas de entrada de mercancías, contando que el 99% de mercancías entran en camión, que vienen en barco (se excluye el tráfico aéreo, que se basa en transporte de pasajeros). Los únicos puertos de entrada de mercancías son Barcelona y Valencia, con un reparto de 65% del primero y 35% del segundo, aproximadamente".

    Mejora de las conexiones con la Península y con el resto de Europa

    "Lo primero sería la liberalización REAL de la mano portuaria y las gestiones de los estibadores, como marca la ley en todos los puertos. Luego, una gestión autonómica de puertos más enfocada al aprovechamiento de las infraestructuras actuales y futuras para las mercancías, porque, en la actualidad, una comunidad autónoma como Baleares sólo ha enfocado las infraestructuras portuarias al turismo de viajeros y cruceros, desplazando o relegando las mercancías, como si molestasen. Cuando un turista baja del barco no quiere ver camiones. En Baleares hay una falta de suelo patente y real, con precios altísimos que imposibilitan una logística moderna competitiva. Además, es la única comunidad sin un parque logístico donde poder desarrollar con calidad y control las actividades logísticas, faltan aparcamientos para camiones y trailers, las naves industriales que son muy antiguas no tienen muelles de carga, por lo que tienen que desarrollar su actividad en las calles. Hay saturación de las conexiones entre puertos y polígonos, etc".

    ¿Cómo se está resolviendo en las Islas Baleares el problema con los estibadores en los puertos?

    "Sencillamente no se está resolviendo: se continúa con el proceso de “rodar y autopropulsar” las mercancías que llegan, es decir, las empresas salen del puerto para no tener los costes ni de las manos portuarias ni de las instalaciones portuarias, y cambian su modelo por traer las mercancías en camiones rodados que, a su vez, van con conductores que embarcan y así suben y bajan del barco con su propio conductor, evitando los costes de los portuarios. Pero el sector de mercado que queda con el modo clásico sigue sufriendo exactamente los mismos problemas que ha tenido y sigue teniendo siempre. De hecho, hay portuarios que ni siquiera tienen el carné de camión o no tienen la formación adecuada, pero por el mero hecho de ser portuarios y el monopolio que tienen, sólo ellos pueden bajar los camiones del barco".

    Revista Transporte Profesional

    Número 387 - Julio-Agosto 2018
    Este artículo completo ha sido publicado en la revista Transporte Profesional
     
     
    Número 388 - Julio-Agosto 2018

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    © 2018 BGO Editores. Desarrollo Área Fotográfica - Juan Caraballo - Revista Transporte Profesional - 91 744 03 95