Domingo, 16 Diciembre 2018
Login Registro

Iniciar sesión

Usuario *
Contraseña *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos con asterisco(*) son obligatorios.
Nombre *
Usuario *
Contraseña *
Confirmar contraseña *
Email *
Confirmar email *
Captcha *
Reload Captcha
Advertisement

    El transporte de mercancías madrileño denuncia que Madrid Central "ha sido fruto de la imposición y la improvisación"

    Entrada en vigor de Madrid Central Entrada en vigor de Madrid Central Transporte Profesional

    CETM-Madrid (la nueva denominación de Atradice, organización integrada en Conetrans) exige la flexibilización del calendario de acceso de los vehículos destinados a la distribución urbana de mercancías, ya que pone en peligro la viabilidad de muchas empresas y autónomos del transporte.

    CETM-Madrid, la asociación que representa a empresas del sector del transporte de mercancías por carretera de la Comunidad de Madrid, considera que Madrid Central, que entró en vigor el 30 de noviembre, "está encaminado a convertir la zona más emblemática de Madrid en una urbanización privada y elitista, con un fuerte carácter electoralista, disuadiendo a los madrileños de acudir a ella por la gran inseguridad y confusión jurídica existente en unas fechas de alta intensidad comercial y hostelera".

    Las disposiciones impuestas por el Ayuntamiento de Madrid resultan, según los transportistas madrileños "inasumibles para el sector del transporte que representa CETM-Madrid, que aglutina a cerca de 500 empresas del sector del transporte de mercancías por carretera de la Comunidad de Madrid, con más de 5.000 vehículos y en torno a 10.000 trabajadores, ya que se va a exigir a los transportistas una inversión de más de 1.300 millones de euros hasta 2025".

    Para esta organización empresarial, el Ayuntamiento de Madrid no ha previsto las consecuencias y estragos que van a causar e impedirá, ante las restricciones impuestas, tanto el derecho a la movilidad de las personas como el desarrollo eficiente de la actividad económica del transporte. "Madrid Central se va a convertir en una eficaz herramienta recaudatoria y pondrá en peligro cerca de 300.000 puestos de trabajo directo que se generan en la zona de los sectores del ocio, el comercio, la hostelería y el transporte, principalmente" han detallado en un comunicado.

    Según CETM-Madrid, "su puesta en marcha es el resultado de la vía de la imposición por la que ha optado el Ayuntamiento de Madrid, tras haber renunciado al diálogo y consenso con los sectores afectados"

    Las empresas de reparto urbano pueden verse abocadas al incumplimiento de sus obligaciones contraídas con sus clientes, con la inevitable consecuencia de la destrucción de puestos de trabajo, dada las restricciones a los horarios ordinarios de trabajo fijados en los convenios laborales y a la exigencia de disponer de una tipología de vehículos industriales inexistentes en el mercado a corto y medio plazo.

    Para CETM-Madrid, el Ayuntamiento de Madrid incurre en el gravísimo error de vislumbrar un “parque temático urbano, sin haber efectuado estudio de impacto alguno, ni el más mínimo análisis de los sectores industriales y de servicios afectados por las restricciones y prohibiciones que impone el Consistorio, ni cómo evitar mínimamente el impacto radical y lesivo que conlleva todo recorte y prohibición en los usos y costumbres de los ciudadanos".

    La organización que representa al transporte de mercancías de la Comunidad de Madrid lamenta que "el Ayuntamiento madrileño no ha escuchado la mayoría de los argumentos que ha presentado el sector del transporte, a través del Comité Madrileño del Transporte por Carretera (CMTC), que buscaban evitar las lamentables consecuencias que, la entrada en vigor de las normas aprobadas, va a provocar en el conjunto de los sectores afectados".

    Para CETM-Madrid, "la temeridad del Ayuntamiento alcanza incluso a regular qué tipo de vehículos y con qué características pueden acceder a las zonas limitadas, con qué tipo de combustible y qué fechas, sin saber si la industria de automoción podrá desarrollarlos para su uso generalizado, luego económico, para los plazos inminentes y perentorios exigidos por el Consistorio madrileño".

    Ante una medida "que va a poner en jaque el sector del transporte de mercancías por carretera, que torpedeará sus intereses públicos", CETM-Madrid exige la suspensión de su entrada en vigor.

     

     

    Valora este artículo
    (1 Voto)
    Más en esta categoría:

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    © 2018 BGO Editores. Desarrollo Área Fotográfica - Juan Caraballo - Revista Transporte Profesional - 91 744 03 95