Jueves, 19 Septiembre 2019

    Entrevista con Eleuterio Vázquez, administrador gerente de Transportes Eurocruz, S.L.

    Eleuterio Vázquez Eleuterio Vázquez Transporte profesional

    La profesionalidad y calidad de servicio son dos de las principales señas de identidad de Transportes Eurocruz, empresa murciana de transporte frigorífico internacional que tiene en el Reino Unido su principal radio operativo. Una de sus cabezas visibles, Eleuterio Vázquez, nos habla del día a día de este operador y de los principales problemas que tiene en el ejercicio de su actividad.

    Realizar un 90% de su transporte en el Reino Unido es, seguramente, a tenor de las grandes exportaciones de productos bajo temperatura controlada (fruta, verdura e incluso medicamentos) que se realizan desde nuestro país, y en este caso desde Murcia hacia las Islas Británicas, un valor seguro. Y de ello son conscientes en Eurocruz, que lleva más de dos décadas operando entre ambos países.
    Pero de un tiempo a esta parte, a los problemas más habituales (política de precios, plazos de pago, subida del gasóleo, etc.) se suman otros más específicos de esta ruta que se están convirtiendo en una fuente de conflicto para los transportistas que van a Gran Bretaña, como es el tan manido Brexit o la proliferación de mafias que introducen inmigrantes ilegales en los camiones para cruzar la frontera entre Francia y el país anglosajón.

     Transportes Eurocruz

    Grandes conflictos


    Y de ello es muy consciente Eleuterio Vázquez, que tiene muy claro que si bien el volumen de trabajo “está siendo alto, no podemos sino preocuparnos por esta situación. Es cierto que la actividad no se está resintiendo, hasta el punto de que hay una gran demanda de camiones, pero este tipo de inestabilidades no nos permiten realizar nuestro trabajo como cabría esperar. Y es que no es sólo está el Brexit y la inmigración ilegal, también hemos sufrido al principio de año otra serie de problemas, como los derivados por los cortes de carretera de los ‘chalecos amarillos’ en Francia o los ‘CDR’ en Cataluña”, explica.


    Bien es cierto que, en este sentido, “nuestros clientes han sido muy comprensivos y entienden que el hecho de que la mercancía llegue tarde a destino es una causa de fuerza mayor y si ésta está en buen estado no hay ningún inconveniente. Eso sí, ello nos supone que, a la larga, nuestra rentabilidad se resienta, ya que las retenciones y paralizaciones lo que provoca son unas pérdidas de tiempo que afecta a la rotación de los camiones”, continúa.

     Eleuterio Vazquez

    Polizones ‘a bordo’


    Si bien las mafias de inmigrantes ilegales llevan funcionando “desde hace cinco años, más o menos”, tal y como asegura Eleuterio Vázquez, “al principio únicamente se nos colaban una vez al año en el camión, dos a lo sumo. Pero es que ahora se está convirtiendo en una práctica generalizada y es algo que no podemos consentir. Tal es así, que hemos invertido mucho dinero en seguridad, poniendo todo tipo de cierres de en las puertas de los semirremolques, incluso lectores codificados para impedir que se cuelen los polizones, pero al final no sirve de nada, ya que ahora lo que hacen es un butrón en la parte superior del frigorífico, algo que no resulta muy complicado, y se cuelan”.


    El problema viene a partir de aquí, en tanto que, los inmigrantes “incluso hacen sus necesidades fisiológicas, con lo que la mercancía queda inservible. Todo ello nos ocasiona unas pérdidas económicas muy grandes, ya que, lógicamente, el cliente ya no quiere la mercancía por riesgo sanitario o de contaminación, y además el seguro no se hace cargo de ella y no se puede vender, con todo lo que ello implica”, explica Vázquez.
    La cuestión es mucho más grave de lo que parece, sobre todo desde el punto de vista legal, porque “en el momento que la policía te detiene lo primero que hace es retener -normalmente unas 24 horas- al conductor para determinar si ha tenido que ver con la entrada del polizón en el camión, algo que en algún caso puntual así ha sido, ya que las mafias le han pagado una cantidad de dinero para que así sea. Además, tenemos que soportar una multa, entendiendo que nosotros tenemos que ser los garantes de no tener polizones en el vehículo. En mi caso, en una ocasión se me colaron hasta 12 polizones y me multaron con 2.000 libras por cada uno de ellos, y si somos reiterativos la cantidad se incrementa de forma importante. Eso sí, al dar cuenta de que hemos puesto todas las medidas de seguridad que estaban en nuestras manos o que hemos parado en un área de servicio segura, podemos rebajar la cantidad, pero, aun así, la cuantía económica es importante, que se suma a la derivada por la pérdida de la mercancía”, afirma este transportista murciano.


    Con todo, Eleuterio Vázquez pide “un poco de ayuda por parte de los clientes. Tenemos que hablar con ellos para encontrar una fórmula que minimice estas pérdidas, porque así no podemos seguir. Y es que sólo los transportistas de Murcia hemos perdido 1,1 millones de euros por estas prácticas. Hasta el punto el problema es de tal magnitud que nos estamos planteando dejar de trabajar en el Reino Unido, pero no sólo por el tema de las mafias, sino también por la incertidumbre que está provocando el Brexit, ya que además ambas cuestiones están directamente relacionadas, en tanto que esta proliferación tiene mucho que ver con el cierre de la frontera británica”.

     Transportes Eurocruz

    Mucha tensión


    En cualquier caso, a Eleuterio Vázquez no le preocupa tanto el hecho de si al final va a haber un Brexit duro o blando, pues entiende que las condiciones mercantiles no van a variar mucho cuando llegue el momento dependiendo de uno u otro, pero sí le inquieta la inseguridad que está ocasionando en los transportistas esta situación.


    Por lo pronto, “a nosotros nos está costando encontrar cargas de retorno precisamente por la inseguridad comercial que se está dando. Ello se debe a que muchas empresas que distribuían desde el Reino Unido para el resto de Europa de mercancía llegada, por ejemplo, de China, se está yendo a otros centros de distribución de ciudades europeas en Alemania o Francia, por nombrar a dos países. Ocurre entonces que, si yo antes subía 250 camiones a la Inglaterra, ahora no tengo carga de retorno para todos, con lo que baja el volumen transportado y, en consecuencia, la facturación”, comenta.


    A todo ello habría que sumarle las dificultades para el libre ejercicio de la actividad que supondría la vuelta de las fronteras. “Sólo con que entre Calais (Francia) y Dover (Inglaterra) haya control aduanero, las pérdidas de tiempo serían enormes únicamente haciendo lo que se llama gestiones de papeleo, y si hay control de la mercancía todavía más. Todo esto, además, incrementan los costes de manera importante. Con todo, sería bueno que hubiese un acuerdo comercial en este sentido, de cara a simplificar las cosas”, explica Eleuterio Vázquez.


    Menos mal que para la exportación no están previsto los controles fitosanitarios, pues ello sería un inconveniente más. “Si fuera así, que no lo creo, incluso obligaría a los exportadores a buscar otros mercados más apetecibles y en los que no tengan que pasar tantos trámites, pero entiendo que no va a ocurrir nada en este sentido, ya que los británicos torpedearían la entrada de mercancía a su país”, añade.

     Transportes Eurocruz

    Una continua lucha


    A todo ello hay que sumarle una gran competencia -ahí están las empresas buzón-, sin olvidarnos de los ténder, de la subida del gasóleo o de los plazos de pago. “La competencia es dura y los márgenes del transporte cada vez son más bajos. Y aunque seamos una empresa que damos un servicio de calidad y seguro, que además lleva un perfecto control de la trazabilidad de la mercancía, es muy difícil, por no decir imposible, repercutírselo a los clientes” asegura Eleuterio Vázquez.


    Lo que también preocupa a este transportista murciano es el hecho de que cada vez le cueste más encontrar conductores profesionales, “teniendo en cuenta que muchos de ellos no quieren ir al Reino Unido, por todo lo que he comentado (Brexit y mafias de inmigrantes, principalmente), con lo que no es de extrañar que falten conductores”, explica.
    Además, “tenemos también un nuevo problema que soportar, como es la prohibición de hacer el descanso semanal normal de 45 horas en la cabina. Si un conductor mío, por ejemplo, descarga un viernes por la tarde-noche en Inglaterra y baja a Francia, se tiene que quedar hasta el lunes en ese país para luego cargar en Lille o París antes de retornar a España. La cuestión es que no hay prácticamente hoteles cerca de los aparcamientos, con lo que el conductor se vería en la tesitura de tener que dormir en la cabina y al final me multarían. No es fácil entender esta circunstancia”.


    También quiso referirse Eleuterio Vázquez a un asunto que está levantando no poca polvareda, como es la posible llegada de las 44 toneladas; y parece tenerlo claro, en el sentido de que “no creo que podamos sacar beneficio alguno de esta circunstancia, salvo que les cobremos más a los clientes, algo que veo muy complicado en todo caso. Y por mucho que digan que circularán menos camiones, los que lo hagan sufrirán más desgaste de los neumáticos, el consumo será más alto, etc. con lo que su amortización será mayor. Luego están los problemas que acarrean desde el punto de vista de la seguridad. Sinceramente, no lo veo”.

     Transportes Eurocruz

    Campaña buena


    A pesar de todo, Eleuterio Vázquez es optimista por lo que respecta a la actividad el resto del año, ya que “se prevé una campaña de verano muy buena. Y eso que necesitaríamos algo más de agua, si bien el volumen de transporte pienso que será el previsto”.
    Ahora bien, reitera este empresario murciano, “existe una clara incertidumbre por saber qué va a pasar con el Brexit. En cualquier caso, en cuanto tangamos claro cómo van a ser las reglas del juego y los trámites aduaneros que tendremos que seguir, todo irá mucho mejor. Pero el hecho de que seamos una empresa fiable que da un buen servicio provoca que nuestros clientes estén contentos con nuestro trabajo y confíen en Eurocruz y en los productos españoles”, concluye.

     Transportes Eurocruz

    Acerca de Eurocruz

    • Empresa familiar constituida en 1996 por Secundino Vázquez, en pocos años se ha convertido en uno de los operadores de referencia en el transporte frigorífico con destino al Reino Unido.
    • Ya en 1997, Eurocruz fue pionero en la utilización del Eurotunnel que comunica Francia con las Islas Británicas.
    • En 2005, sus dos hijos, Eleuterio y José Antonio Vázquez se incorporan a una empresa que actualmente dirigen como administradores gerentes tras la jubilación de su fundador.
    • Un año más tarde, en 2006, AENOR concede el certificado de Calidad ISO 9001:2000, para en 2007 apostar por la intermodalidad con embarques por ferry en Cherbourg, Ouistreham, Poole, Portsmouth, Santander, Bilbao, Calais y Dover.
    • En 2011 recibe el premio y la mención especial al transportista europeo más ecológico otorgado por International Produce LTD (ASDA).
    • Si bien la familia Vázquez es originaria de Caravaca de la Cruz (Murcia), actualmente su sede se encuentra en Totana, localidad de la misma provincia. Unas instalaciones que fueron inauguradas en 2013 y que cuenta con 40.000 metros cuadrados, disponiendo de un edificio de oficinas, campa para camiones, taller y gasolinera propia. También dispone de un almacén de mercancías perecederas para algunos clientes del Reino Unido, para quienes hace cross docking transportando sus productos a las distintas fábricas con las que cuentan por el territorio británico.
    • Gracias a su ubicación estratégica, a 20 km de la zona Campo de Lorca, 50 km de la Vega Baja (Murcia), 50 km de la zona Campo de Cartagena o 170 km de la zona de Almería, consigue disminuir su tiempo de respuesta en las cargas, satisfaciendo a sus clientes.
    • Todos sus vehículos tienen equipos de refrigeración de última generación, además de teléfono, mail y GPS. También disponen de sistema de gestión de flotas, que incluye la información de lectura de equipo de frío.

    Revista Transporte Profesional

    Número 398 - Mayo 2019
    Este artículo completo ha sido publicado en la revista Transporte Profesional
     
     
    Número 398 - mayo 2019

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    Separatas y Monográficos del Transporte

    © 2018 BGO Editores. Desarrollo Área Fotográfica - Juan Caraballo - Revista Transporte Profesional - 91 744 03 95