Viernes, 23 Octubre 2020

    El transporte catalán denuncia haberse quedado sin bonificación de las autopistas en el estado de alarma

    Vista general de una autopista catalana Vista general de una autopista catalana Transporte Profesional

    El principal sector del transporte de mercancías por carretera de Cataluña, agrupado por la Confederación Empresarial de Transportes por Carretera de Catalunya (CETCAT) y la Coordinadora de Organizaciones de Transportistas de Catalunya (COT), está sufriendo un “descenso importante” durante la crisis económica por el coronavirus. Piden que su tarea “se ponga en valor” ante el intrusismo que se siguen encontrando y reclaman moverse por unas “infraestructuras justas y seguras”.

    Eduard Ayach, presidente del CETCAT, lamenta que durante el estado de alarma hayan “perdido la bonificación para circular por las autopistas” y cifra en 50 millones de euros el dinero que las administraciones les deben, además de acuerdos incumplidos. También reclaman tener “preferencia” cuando se reabran las estaciones de Inspección Técnica de Vehículos (ITV).

    CETCAT y COT, que representan un 90% del sector del transporte en Cataluña, integran 2.300 pequeñas y medianas empresas y 17.000 vehículos y están formadas por las asociaciones Transcalit Barcelona, Asetrans Girona, Feat Tarragona, Asotrans Lleida (CETCAT) y AGTC y Astac Condal (COT).

    Ayach defiende que “somos un sector estratégico y, como hemos visto, esencial en la crisis de la COVID-19. Nos dirigimos por la oferta y la demanda y al inicio hubo un crecimiento, trabajamos más intensamente, pero luego la bajada de la actividad se notó y el descenso fue importante: en el sector logístico fue de un 45%; en el sector regional y nacional, de un 40% y en el internacional, de un 38%”.

    El sector del transporte de mercancías explica que “mucha parte productiva del país, como el sector servicios, se ha parado en seco y hemos tenido muchas pérdidas”. CETCAT y COT añaden que “además de la baja productividad que nos hemos encontrado, hemos hecho kilómetros en vacío y rutas en media carga para poder garantizar los servicios”. Por otra parte, desde que saltó la crisis del coronavirus, la circulación se ha mantenido abierta en las carreteras europeas, pero los transportistas se han encontrado con “dificultades” en servicios básicos como los avituallamientos y largas esperas, un hecho que “ha afectado a la productividad, ya que, para el mismo trabajo hemos cobrado mucho menos”.

    Las asociaciones CETCAT y COT reclaman a la administración catalana "50,1 millones de euros, 40,7 de los cuales son directos para las empresas en el retorno de un dinero ya pagado"

    En cambio, sí que empezó a crecer la demanda en el transporte de la venta online. “Es un sector clave donde deberíamos ser los principales protagonistas, pero se mezcla el intrusismo y algunos han hecho creer que el transporte es gratis cuando no lo es. Sufrimos problemas históricos que hemos ido denunciando y tenemos acuerdos firmados con la Generalitat de Cataluña desde 2012 sobre la movilidad en la venta online y que nunca se han cumplido”.

    Competencia deseal


    En 2014, los transportistas catalanes se unieron bajo la organización CETCAT y COT ante la necesidad de denunciar de manera conjunta la política de transportes llevada a cabo por la Generalitat de Cataluña. Desde este sector también lamentan que “ir a buscar costes más bajos en países del Este genera competencia desleal y hace el transporte más precario. Lo hemos denunciado y pedimos soluciones: el 45% del coste de una empresa es el personal, el factor humano es uno de los principales activos, el transporte no se mueve sin personas, que son quienes aportan valor y dan la cara por nuestro cliente”.

    Carga y descarga en un almacén

    Según el también vicepresidente de Asetrans Girona y de la Federación de Organizaciones Empresariales de Girona (FOEG), “hace tiempo que reclamamos a la opinión pública que en la cadena de suministro se nos ponga en valor. Hacemos llegar las mercancías de un lugar a otro; somos una salida laboral digna, desde hace tiempo reclamamos a la administración una formación profesional propia, hay demanda de trabajo y tenemos falta de conductores profesionales”.


    Sin bonificación en las autopistas durante el estado de alarma


    Otro de los aspectos que les sigue afectando es el pago total a los peajes de las autopistas, a diferencia de lo que ocurre en otros puntos de España. “Somos un sector que todavía sufrimos un impacto importante de la crisis del 2008, donde tuvimos una bajada de precios, reducción de costes y de una serie de medidas. Fuimos perjudicados por algunas decisiones, como las restricciones de las carreteras del país, el sector quedó criminalizado y nos obligaban a circular por las autopistas. Ante la obligatoriedad, queríamos una gratuidad absoluta y al final conseguimos descuentos”.

    Este hecho, sin embargo, se ha acentuado en las últimas semanas porque, subraya Ayach, “estos descuentos, para nuestra sorpresa, se terminaron a partir del 20 de abril en pleno estado de alarma por, al parecer, una resolución de la Generalidad que no nos ha notificado directamente. Se acabaron los descuentos y nos hemos encontrado circulando por autopistas sin saber que se había terminado la bonificación”.

    En este sentido, el sector reclama “unas infraestructuras justas y seguras para la movilidad, nos es indiferente circular por una vía de alta capacidad o una carretera nacional. Queremos disponer de las herramientas que ya hemos pagado con creces con los impuestos de fiscalidad y que no se nos obligue circular por carreteras de pago y sin saber que nos quitan descuentos”. Además, Ayach calcula que las administraciones catalanas “nos deben 50,1 millones de euros, 40,7 de los cuales son directos para las empresas en el retorno de un dinero ya pagado. Son pequeñas ayudas que sufragarían nuestra problemática”.

    Una de las otras inquietudes que mantienen los transportistas de CETCAT y COT es el posible colapso que puede haber en las Inspecciones Técnicas de Vehículos (ITV) cuando termine el estado de alarma y piden alargar la prórroga. “Queremos que la moratoria sea lógica, ya que hay vehículos que circulan 15 días en el extranjero y pueden ser sancionados al tener la ITV caducada. Pedimos a las ITVs y al Departamento de Industria que, cuando abran de nuevo, haya una preferencia por el transporte y que la moratoria no sea de pocos días, ya que prevemos que se creará un atasco entre todos los vehículos para pasar la inspección técnica”, considera el presidente del CETCAT.

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:
    Raquel Arias

    Desde 1996, intento explicar el mundo del transporte a profesionales, haciendo un poco más fácil lo de informar a expertos y no tan expertos. Es más interesante de lo que parece, pero menos fácil, también. 

    https://www.transporteprofesional.es/raquel-arias

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    Separatas y Monográficos del Transporte

    © 2018 BGO Editores. Desarrollo Área Fotográfica - Juan Caraballo - Revista Transporte Profesional - 91 744 03 95